Filomena golpea la biodiversidad urbana

Madrid | 15 de enero de 2021 | Antonello Dellanotte

Una hembra de gorrión posada sobre la nieve del Parque del Retiro. 7/1/2020. Antonello Dellanotte

Hace ya tiempo que la naturaleza nos está dando mensajes claros y unívocos. La desestabilización de los sistemas climáticos provocada por el calentamiento global causa cada vez más catástrofes naturales y más paradojas meteorológicas cargadas de amenazas para la viabilidad de miles de formas de vida, incluida la nuestra. El paso de la poderosa Filomena y la ola de frío que la está siguiendo, con mínimas de récord que curiosamente se oponen al dato de 2020 como el año más cálido, son una muestra de ello. Este devastador temporal no sólo ha colapsado pueblos, grandes ciudades y carreteras; también está dejando un rastro de destrucción en nuestros ecosistemas más cercanos.

Catástrofe medioambiental

Las cifras sobre pérdida de arbolado tras el paso de Filomena por la ciudad de Madrid, una de las más castigadas por el temporal, aún no se conocen pero, según las primeras estimaciones, se intuye que serán de una magnitud catastrófica. En la capital, los parques históricos y forestales se han llevado la peor parte. En el Parque del Retiro, según una información que publicaba anteayer el diario El Mundo, siete de cada diez árboles estarían afectados.

Ello implica, entre otras cosas, que la ciudad perderá una parte importante de la capacidad de regeneración del aire que aportan plantas y árboles. Pero lo que está ocurriendo entre las ramas y a los pies de esos árboles es un verdadero drama medioambiental. Hablamos de los pajaritos que los habitan que, sometidos a unas condiciones de frío insoportables, se enfrentan no solo a la pérdida de sus asentamientos, sino también a la ausencia casi total de alimento.

Un gorrioncito posado sobre la verja del Retiro. 9/1/2021. Jose Javier Simón

Aves de barrio en grave peligro

Las denominadas por SEO/Birdlife «aves de barrio», tanto las especies residentes como las invernantes (que paradójicamente bajaron hasta nuestras latitudes huyendo del frío), solo encuentran nieve y hielo allí donde antes había praderas, estanques, aceras o simplemente caminos; lugares donde gorriones, mirlos, petirrojos, tórtolas, carboneros o herrerillos rebuscan habitualmente para echarse al buche algún brote, algún invertebrado, alguna semilla o alguna miga de pan. Quizá los miles de ramas y troncos tronchados les den una oportunidad al encontrar allí alguna larva u otros alimentos.

Un carbonero común (Parus major) en El Parque del Retiro. 7/1/2021. Antonello Dellanotte

En el Parque del Retiro, en Madrid, los gorriones y otras aves se están acercando a las puertas del recinto donde hay quienes les llevan pan y semillas.

Aves alimentándose a las puertas del Retiro. 10.01.2021. Antonello Dellanotte

Refugios de aves devastados por el temporal

Desde luego está siendo una semana dura para las aves madrileñas. Como si no tuvieran ya suficiente con los efectos del temporal, hemos conocido dos malas noticias: la destrucción de los refugios de Brinzal y Grefa. Se están realizando campañas de crowfounding para su reconstrucción. Esperemos que el balance no sea demasiado malo.

Cómo ayudar a las aves

SEO/Birdlife ha publicado un post con consejos e información útil animando a la ciudadanía a colaborar en esta emergencia medioambiental en el que se explica cómo facilitar alimento a las aves de barrio.

En nuestra publicación Preguntas frecuentes sobre el gorrión común, el lector podrá encontrar más enlaces con información sobre alimentación, construcción de casas-nido, etc.

Lectura de la situación en positivo

Cuando en ciudades como Madrid se produzca el esperado deshielo que devuelva la normalidad (por llamarla de alguna manera vistos los datos epidemiológicos) a la ciudadanía, y una vez se hayan retirado de las calles y zonas verdes todos los árboles y ramas caídos, será hora de hacer balance y afrontar la reconstrucción bajo criterios apropiados. No es tarea sencilla, porque se trata de rearmar todo un (eco) sistema cargado de delicados equilibrios.

Filomena
Un pino de El Retiro dañado por el temporal. 10.01.2021. Antonello Dellanotte

La elección de especies de plantas y árboles adecuados a las condiciones del entorno, a su utilidad para las personas y para las especies de animales que los habitarán, así como su correcta distribución, son solo algunas de las claves, pero serán los expertos: biólogos, urbanistas, paisajistas, ingenieros, etcétera, los que deberían tener la última palabra.

Reconstruir siempre implica tener una oportunidad de mejorar las cosas, y esta oportunidad debe aprovecharse con visión de futuro.